VBeam Prima

Vbeam Prima.

 

El primer equipo con dos tipos de láser, el de Colorante Pulsado de 595nm y el de NeodimioYag de 1064 nm. Provisto con el dispositivo patentado EverCool de enfriamiento y Dynamic Cooling Device, que ofrece una versatilidad única para tratar la mayoría de problemas vasculares, pigmentarios y estéticos en cara y cuerpo, sin molestias y rápida recuperación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El primer sistema con dispositivo de criógeno patentado que permite actuar en la dermis, mientras se protege la epidermis.
El láser de Colorante Pulsado ofrece hoy la posibilidad de coagular y no romper, las telagiectasias más finas y las varices más gruesas.
415 millones de personas están afectadas por rosácea y más de la mitad, desconocen la eficacia del láser para reducirla en tan solo cuatro sesiones.

 

 

 

 

                   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Evercool, el frío patentado

Además Vbeam Prima disfruta, como ya hemos adelantado, de un aplicador de criógeno adaptado a la pieza de mano, que permite al láser actuar en el interior de la piel sin afectar la superficie. El VBeam Prima incorpora la tecnología Evercool, una placa de zafiro que enfría por contacto. De esta forma no solo se protege la epidermis y se disminuyen las posibles molestias, sino que se pueden tratar lesiones vasculares y/o pigmentadas de forma simultánea.
El EverCool está diseñado para enfriar a demanda, pudiendo refrescar y calmar hasta la dermis superficial, que es donde se sitúan las terminaciones de vasos, capilares y nervios.

 

 

El láser de Colorante Pulsado es Gold Standard para el tratamiento de lesiones vasculares.
Cientos de miles de tratamientos realizados bajo los parámetros de seguridad y eficacia en los últimos 30 años.
Más de 300 publicaciones científicas.

 

595nm, de escote para arriba

La particularidad de esta longitud de onda que alcanza la dermis reticular a dos mm de profundidad, es que trabaja selectivamente sobre la oxyhemoglobina, que es la que otorga el color rojo a la sangre. Esta especificidad permite destruir capilares pequeños y medianos por calentamiento, para que sean fagocitados por el organismo. La elección del pulso determina la recuperación más o menos rápida de la piel:
» Pulsos cortos: persiguen la ruptura del vaso sanguíneo. Actúan en una sola sesión pero dejan un testigo purpúreo en la superficie cutánea. Aunque es un estigma que evidencia la eficacia del tratamiento, tarda algunos días en desaparecer.
» Pulsos largos: persiguen la coagulación del vaso mediante un calentamiento paulatino y dinámico. Su aplicación requiere más sesiones, pero no deja púrpura evidente. De ahí que también obtenga buenos resultados con las rojeces difusas o la rosácea.

Con o sin púrpura.
Los pequeños hematomas que se producen tras los tratamientos vasculares convencionales, resultan de una entrega demasiado rápida de la energía. Estas pequeñas manchas de color violáceo, que desaparecen después pero duran varios días o semanas, son un efecto secundario, que sin embargo, atestigua su eficacia para manchas de vino de oporto, angiomas o determinadas varices en las piernas.

 

1064nm, de caderas para abajo

Introducida por Candela Corporation en la plataforma Vbeam Prima que ahora se presenta, la longitud de onda de 1064nm trabaja selectivamente sobre la deoxyhemoglobina, que es la que otorga su color azul a las varices más gruesas. Gracias a su alcance, hasta los 5 mm de profundidad, destruye los vasos aquí situados, los más largos y los más gruesos, hasta los tres mm de diámetro máximo. Una vez coagulados, son eliminados por fagocitosis.

Evitar las púrpuras pasa por comprometer la eficacia del tratamiento con menos sesiones, salvo con el uso del nuevo Vbeam Prima de Candela, cuyos 1064 nm consiguen la coagulación, pero no la ruptura de los capilares.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aplicaciones VBeam Prima: Malformaciones vasculares, Rosacea, Acne activo, Lesiones pigmentarlas, Telangiectasias y Varices, Rejuvenecimiento.